Sobre Cultura francesa

Sobre Pintura & Arte

“Salvo la pintura y la jardinería, no sirvo para nada”

De esta manera hablaba Claude Monet sobre su talento.

El pintor, considerado padre de los Impresionistas, vivió 43 años en la casa de Giverny, hasta su muerte en 1926. Apasionado por la flores, el jardín parece el lugar más indicado para la pintura impresionista, aquella que busca la impresión, la fugacidad frente al academicismo imperante en la época.

Así, Monet, pintor y jardinero, hizo del jardín de la casa familiar y taller  una obra de arte. Las estampas japonesas que adornaban la casa cobraron el mismo valor que las glicinias, los bambúes o los ginkgos biloba del Jardín de Aguas atravesado por un puente japonés. Amante de los reflejos de la luz y las nubes en el agua, Monet pasaba largas horas contemplando este rincón lleno de encanto. Decidió plantar nenúfares que se dedicaba a pintar en todos sus matices a partir de 1897.

Encontrarás más información sobre Giverny y el pintor en:

http://www.fondation-monet.com/fr/

Si te interesa saber más sobre los Impresionistas, apúntate a nuestra actividad el domingo 28 de diciembre, Un paseo por los Impresionistas + Merienda con Monet.

En la Web también encontrarás otras opciones: Un paseo por los Impresionistas americanos

o la deliciosa merienda que hemos preparado, inspirada en las recetas del mismo Monet.

Write a comment:

*

Your email address will not be published.

Dirección:
Meléndez Valdés, 48 – 6º dcha.
28015 Madrid - España
Síguenos: