Sobre Gastronomía & Vinos

Sobre Pintura & Arte

Sobre Historia

Café, té, chocolate: tres continentes en la boca

Estos elementos abarcan tres continentes: África, América y Asia.

Según la leyenda, el café fue descubierto por un cabrero  llamado Kaldi , quien notaba cuán eufóricas estaban sus cabras al ingerir las bayas de una determinada planta (¿¿de ahí la expresión “estar como una cabra”??). Intrigado, Kaldi probó y sintió ese efecto euforizante. Unos monjes sufistas de la zona probaron igualmente el producto y viendo los efectos, estimaron que sería de gran utilidad para soportar las largas noches de vigilia. Preparado bajo forma de infusión, en poco tiempo el café se expandió por todo el oriente musulmán. Moka, ciudad de Yemen en la orilla del Mar Rojo, se hizo durante siglos con el comercio exclusivo de esta preciada planta hasta que los holandeses en 1616 consiguieron robar unos granos y plantarlos en su jardín botánico para después comenzar el cultivo en sus colonias del Pacífico. Los franceses, por su parte, consiguieron plantaciones en Martinique hacia 1715; también empezó el cultivo en América Central hasta llegar a Brasil, que se convertiría en el principal productor. Hoy en día, el café es la segunda materia prima más exportada en el mundo tras el petróleo.

El pastor Kaldi

El pastor Kaldi

Si el café llegó a América, de allá vino el chocolate. Este grano era consumido por los olmeca, los mayas y después por los aztecas. Los indios lo llamaban Tchoco late, se preparaba con agua hirviente, aromatizado con pimiento, ámbar o musgo. Hernán Cortés lo descubrió al desembarcar por aquellas tierras. A España llegó el primer cargamento en 1585. A Francia llegó a través de Ana de Austria y, sobre todo, María Teresa de Austria, esposa de Luis XIV.

Gabriel Mathieu de Clieu, regando la planta de café que llevo de París a la Martinica

Gabriel Mathieu de Clieu, regando la planta de café que llevo de París a la Martinica

Londres fabricó las primeras pastillas de chocolate en 1674, de ahí se declinó con varios aromatizantes; los italianos añadían esencia de jazmín y los alemanes lo desleían en vino; los españoles añadieron azúcar. A principio del siglo XIX, un holandés, Conrad Van Houten, tuvo la idea de prensar los granos de cacao para obtener un polvo. En Suiza, Daniel Peter, gracias al invento de la leche en polvo ideada por Nestlé, pudo introducir leche en el preparado y crear en 1875 la primera tableta de chocolate con leche. Otro suizo, Rodolphe Lindt ideó la técnica necesaria para dar brillo y lustro a las tabletas que consumimos hoy.

El té proviene de China y se cultivaba al parecer 2 000 antes de nuestra era. Fue al principio del siglo XVII cuando los holandeses cambiaron en la isla de Java salvia por algunos bloques de té. Considerado en un primer momento como bebida medicinal, el té no consiguió imponerse realmente en Europa, salvo en Holanda e Inglaterra.

Para saber más acerca de La gastronomía en la pintura, mándanos un MAIL y te comunicaremos cuándo celebramos este evento. Complementamos la visita guiada con Taller de cocina especial. Hasta pronto.

Write a comment:

*

Your email address will not be published.

Dirección:
Meléndez Valdés, 48 – 6º dcha.
28015 Madrid - España
Síguenos: