Sobre Pintura & Arte

Sobre Cultura

Clara Peeters, refinada pintora

¿Cuántas mujeres pintoras conocemos? Sí, Frida Kahlo, recientemente o Sofonisba Anguissola, pintora de la corte de Felipe II (y presente en el Prado también)… ¿Y quién más? Clara Peeters fue pintora y mujer. Nació en Flandes a principios del siglo XVII. Vivió su madurez artística entre los años 1611 y 1612 y su última obra fechada data de 1621.

Poco se sabe de su vida, aunque afortunadamente quedan sus cuadros. Hoy en día es considerada como una precursora de las naturalezas muertas en los Países Bajos. Los bodegones en los cuales se “especializó” además de la belleza estética, nos proporcionan una gran cantidad de información. En primer lugar, sus autorretratos incluidos en muchos lienzos y a través de los cuales –posiblemente– quería revindicar su posición de mujer y artista. En sus bodegones aparecen mezcla de frutos, flores o piezas de pesca y caza, al lado de objetos preciosos como copas de cristal, vajillas de cerámica o monedas de oro. El lujo y el refinamiento aparecen en la vida de los acaudalados burgueses; las pinturas religiosas sobre el más allá, dejan lugar a escenas de placeres terrenales.

Bodegón con cangrejo, camarones y langosta

Bodegón con cangrejo, camarones y langosta

Así, a través de sus lienzos detallados descubrimos lo que se comía, cómo se comía, de qué manera estaba aderezada la mesa, los cubiertos y vasos empleados. Parece obvio porque muchos de los alimentos y objetos mostrados nos resultan familiares. Sin embargo, el siglo XVI y XVII supuso una revolución en la cocina y en el comedor. Con el descubrimiento de América llegan a las mesas europeas manjares exóticos: pavo, tomate, patata, aguacate… A la vez, los modales cambian. Se emplean cada vez más a menudo cubiertos individuales; hasta entonces, se pinchaban las viandas con un cuchillo directamente desde la fuente. El tenedor, por su parte, tardará siglos en convertirse en un instrumento común (solo a partir de 1730, según los manuales de buenos modales).

La exposición sobre Clara Peeters mostrada en el museo del Prado hasta el 19 de febrero reúne las quince mejores obras, de la escasa producción conocida de la artista, que se cifra en torno a cuarenta pinturas. La muestra nos permite recorrer la historia de una mujer, su pintura y los modales de la época. Un recorrido para saborear.

Write a comment:

*

Your email address will not be published.