Sobre Cultura francesa

Sobre Historia

De la invasión a la deportación

1 septiembre de 1939: Alemania invade Polonia; Inglaterra declara la guerra al Reich y Francia también el 3 de septiembre. Sin embargo, el país no está militarmente preparado para el combate. Así, entre septiembre y mayo del año siguiente, se produce la “guerra boba” Las fuerzas francesas mantienen una línea defensiva, hasta que finalmente, el 13 de mayo 1940 las panzerdivisionen se adentran y avanzan rápidamente por el territorio francés.

Ante esta situación de emergencia el mariscal Pétain, que tantas glorias cosechó durante la Primera Guerra mundial, es llamado para tomar las riendas del gobierno. Al asumir su nuevo cargo, la primera medida adoptada por el Mariscal es la firma del armisticio el 22 de junio de 1940, la única manera, según él, de salvar vidas humanas y parte del territorio. El 29 del mismo mes, el gobierno cambia de sede y se instala en la ciudad termal de Vichy, en la zona libre, al sureste del país. Pétain necesita asentar su poder. Su estado de ánimo y su actitud cambian entonces radicalmente.

El objetivo es  acabar con la III República que llevó a Francia a la derrota. En sustitución, la Revolución Nacional permitirá regenerar económica y moralmente el país. En este nuevo orden, la Patria constituye la comunidad suprema. La educación deberá reformarse para insuflar los valores patrióticos. Lo que debe prevalecer es el vínculo orgánico entre el individuo y su tierra. Por ello, resulta necesario apartar a los ciudadanos que por cuestiones de raza o creencias no encajan en el flamante concepto de Nación. Masones, comunistas, extranjeros, opositores “gaullistas” y judíos, serán considerados como enemigos. En esta línea, uno de los colectivos más castigados serán los judíos.

fotoFRANCÉS-HISTORIA&CINE-Francia ocupada-Le dernier métro-portada

La República se ha caracterizado por ser una tierra de acogida. En cambio, la Francia de Vichy instaura el principio de “Francia para los franceses”. El nuevo régimen, reúne a los extranjeros en campos de internamiento y retira la nacionalidad francesa a los que la han obtenido antes de 1927. Adelantándose a cualquier solicitud alemana, las autoridades francesas promulgan dos estatutos contra los judíos: en 1940, se les excluye de toda función que les permita ejercer un poder o influencia (función pública, medios de comunicación, enseñanza…), se limita su acceso a la Universidad y se ponen límites al ejercicio de las profesiones liberales. A partir de 1941, los administradores-gerentes sustituyen a los jefes de empresa judíos. Se establece además un censo (lo que facilitará posteriormente su arresto y deportación).

Pétain rechaza en cambio la estrella amarilla, que los alemanes imponen a los judíos en la zona ocupada. A partir del 1942, una vez puesta en marcha la “solución final”, los arrestos y deportaciones se multiplican. Durante el verano del 42, Laval, el odiado presidente del gonierno, da su acuerdo para entregar a miles de judíos extranjeros a los nazis. En total, serán deportados 76 000 judíos sobre los 350 000 residentes en Francia. La historia acabará con la Liberación, a partir del 44.

Vichy, Pétain, Laval, la Ocupación nazi y sus excesos han inspirado múltiples historias y películas. Nosotros analizaremos el periodo en el mini Curso |Cine & Historia: Francia ocupada. Lo haremos a través de Le dernier métro, firmada por François Truffaut. La película cuenta cómo Marion Stein (Catherine Deneuve) debe esconder a su marido judío en el sótano de su propio teatro…

Veremos fragmentos del film, a la vez que repasaremos documento sobre la época y algún punto de gramática si es necesario. Recuerda: 18 € la primera clase; 85 € por el curso completo de 4 clases de hora y media. Te esperamos para adentrarnos juntos en la historia de Francia y su lengua.

Write a comment:

*

Your email address will not be published.