Sobre Cultura francesa

Sobre Historia

París inventa el shopping

La industria del lujo nació en París, a finales del siglo XVII, gracias a una política de consumo impulsada por Luis XIV, un soberano amante del refinamiento y la ostentación. Las nuevas tendencias marcadas por el rey, que corrían desde Versalles hasta la capital, cambiaron las costumbres de nobles y burgueses, quienes comenzaron a recorrer las calles en busca del último modelo. La moda había surgido y Francia fue su centro.

A Luis XIV le encantaban los brillantes, no escatimaba en gastos y se presentaba ante sus huéspedes más notorios, el embajador de Persia, por ejemplo, “adornado con los más bellos diamantes de la corona”, cuenta el duque Saint-Simon, fino observador de los modales de la Corte. Gracias a los pedidos reales, el negocio creció hasta convertir a Francia en el núcleo de la alta joyería, con establecimientos concentrados cerca del palacio del Louvre o –como hoy–en la plaza Vendôme. Pero si las piedras preciosas brillaban sobre los tejidos del rey, las calles también deslumbraban, gracias al primer sistema de alumbrado en Europa.

Madame de Sévigné

Madame de Sévigné

En la época, no era recomendable salir cuando caía el sol y la noche se asociaba con actividades sospechosas. El Rey Sol pensó, en cambio, que París no podía ser sinónimo de ciudad del lujo si sus vías eran inseguras, de modo que creó el primer sistema de farolas en la urbe, gracias al cual se podría ver en la oscuridad “como si fuera la luz del mediodía”, aseguraba una gaceta local el 29 de octubre de 1667. Los visitantes se mostraron encantados con la iniciativa, como Lady Mary Wortley Montagu, una dama inglesa, al afirmar que “París presenta una ventaja respecto a Londres, en la medida en que sus calles son iluminadas por la noche”. Igual de entusiasmada parecía Madame de Sévigné, al describir su vuelta a casa –más allá de la  medianoche–  “y sin preocuparse por los ladrones”. Y así, autóctonos y forasteros comenzaron a recorrer las arterias de una villa destinada a convertirse en poco tiempo en la capital de moda y de la moda.

Tendremos ocasión de hablar de Paris en el curso Cine & Historia. La capital gala será uno de los elementos que saldrán a relucir cuando nos paseemos por las calles en la época de la Revolución, o durante el mandato de Napoleón o, más recientemente, al analizar el París ocupado durante la Segunda Guerra mundial. Si quieres saber más acerca de estas clases y charlas inusuales, ponte en contacto con nosotros. O, simplemente, apúntate a nuestra Newsletter y te mantenemos al tanto de cualquier novedad.

Esperamos veros aquí para hablar de allá.

Write a comment:

*

Your email address will not be published.