Sobre Poesía & Literatura

Sobre Madrid

Paseo guiado | Barrio de las Letras – cómo fue

Celos, éxito, fracasos, lances, penuria y brillo. Todo esto y mucho más pasaban entre los escritores del Siglo de Oro que pasaron por el Barrio de las Letras.

Tuvimos ocasión de descubrirlo en un Paseo guiado, de la mano de Juan Carlos, de Carpetania, asociación veterana en visitas y rutas por Madrid.

Así, en breve:

  • Lope de Vega (1562-1635) autor prolífico y de éxito, latin lover de la época, dejó unos diecisiete hijos e hijas, muchos de ellos reconocidos. Uno de los pocos artistas que tenían casa en propiedad, en la calle Cervantes. Se puede visitar y vale la pena ver las estancias y el huerto, que cultivaba él mismo.
  • La calle Cervantes en la época se llamaba calle de los Franceses, porque ahí se habían instalado varias familias galas.
  • Huertas, lugar de copas y bares, era por aquel entonces una calle de tabernas, albergues… y burdeles.
  • La prostitución era legal y regulada en la época. Las mujeres podían ejercerla en cuanto estaban desarrolladas. Tenían derecho incluso a inspecciones médicas. Esto no impidió la propagación del mal de Venus, la sífilis. Se dice que un 80% de los habitantes por aquí estaban contagiados.

  • El Barrio se situaba en los arrabales de la ciudad. De hecho, la calle Prado, llevaba así su nombre porque al final se extendía el campo, alrededor de la Iglesia y monasterio de los Jerónimos, que siempre vivían fuera de las ciudades para mayor tranquilidad.
  • La iglesia de Medinaceli, pertenecía por aquel entonces a la familia homónima, cuyo palacio se situaba en el actual hotel Palace.
  • Quevedo, de buena familia proveniente de la Montaña (norte de España), se instaló en la zona también. Sus lances con Góngora a quien consideraba en sus versos de judío (“érase un hombre a una nariz pegado…”) eran famosos.
  • Góngora se desquitó comprando la casa donde vivía Quevedo y desahuciándolo después.
  • Cervantes acudió a la capital en búsqueda de éxitoque no obtuvo. El Quijote fue declarado obra magna en el siglo XIX, pero por aquel entonces, lo que se estilaba era el teatro, arte ejercida con maestría por Lope de Vega.
  • Cervantes está enterrado en el convento de las Trinitarias (calle Lope de Vega). Fue así, al parecer, porque los Trinitarios pagaron parte del rescate cuando estuvo preso en Argel. Otras versiones dicen que fue liberado porque “cantó”.
  • Lope de Vega tumbó las normas del teatro antiguo (un solo, lugar, un solo día, una sola trama), para crear piezas más amenas y variadas.

Me dejo muchas cosas por el camino. Pero fue un placer recorrer estas calles que nos resultan tan familiares para descubrir la vida de hace unos siglos. Gracias a Juan Carlos. Y seguro que anunciaremos próximas visitas por Amazonas.

¡No se la pierdan!

Dirección:
Meléndez Valdés, 48 – 6º dcha.
28015 Madrid - España
Síguenos: