San Benito.

Tras las destrucciones acarreadas por las invasiones bárbaras, desde el siglo VI al siglo IX, las abadías florecieron en medio de algunos viñedos salvados. Los monjes, pacientes, escrupulosos, metódicos, resultaron ser increíbles viticultores y bodegueros.

Si quieres saber más acerca del vino de misa y saber por qué lo hemos escogido, apúntate a Museo & Cata el JUEVES 10 de marzo. Haremos una visita guiada al Prado y probaremos a continuación vinos relacionados con la pintura, por ejemplo, un vino de Eucaristía. Reserva rápido, plazas limitadas.

Write a comment:

*

Your email address will not be published.