La piratería inglesa durante el Siglo de Oro tuvo un efecto en el fondo beneficioso para el vino jerezano: la bebida llegó a las Islas Británicas. El botín más importante lo consiguió Sir Martin Frobisher, de la flota de Sir Francis Drake, tras el saqueo de Cádiz en 1587.

Para conocer de cerca esta singular bebida consiste en… apuntarse a Museo & Cata, EL JUEVES 10 de MARZO. La actividad se desarrolla en dos partes: Visita guiada en el museo del Prado, para descubrir, entre otras, las joyas de Velázquez. A continuación, una Cata comentada de vinos especiales. Beberemos vino de misa, de Burdeos y, por supuesto, de Jerez para saborear mejor el arte. ¡Plazas limitadas!

Write a comment:

*

Your email address will not be published.