Sobre Cultura francesa

Sobre Historia

¿Quiere usted morir bajo la guillotina? Efecto inmediato e indoloro

Joseph Guillotin, médico, masón, filántropo y diputado del Tiers-État en la Asamblea constituyente propone en 1789 igualdad en las penas y en la muerte.

En efecto, aboga para que “Los delitos del mismo género sean castigados con el mismo género de pena, sea cual sea el rango del acusado”, reza su propuesta de ley. “En el caso de sentencia de muerte el suplicio será el mismo (decapitación), y la ejecución se llevará a cabo mediante un sencillo mecanismo”.

Y ahí, entra en escena la guillotina. El invento había sido diseñado por Antoine Louis, secretario permanente de la Academia de cirugía, retomado y perfeccionando un artilugio italiano y alemán. La principal novedad aportada por el cirujano francés consiste en la forma de la cuchilla: en vez de la forma en media luna, la cuchilla tendrá forma de trapecio. La idea proviene, al parecer, del propio Luis XVI, hábil carpintero.

Desde el punto de vista político, la propuesta es sencilla: igualdad ante la pena capital. Anteriormente se empleaban distintos métodos como la decapitación por hacha, por espada (reservada a los nobles) o, peor aún, el descuartizamiento. La guillotina permite, según sus promotores, una muerte inmediata y sin sufrimiento. Tras varias propuestas de nombre, será finalmente bautizada bajo el apelativo de “guillotina”, pese a las protestas del doctor Guillotin.

plaza de la Revolución, ahora plaza de la Concorde

plaza de la Revolución, ahora plaza de la Concorde

El propio Luis XVI, su esposa María Antonieta serán víctimas del nuevo instrumento. Durante la época de la Grande Terreur, de 1793 a 1794, 17 000 condenados pasarán bajo su cuchilla. Incluso Maximilien Robespierre, máximo defensor de la represión política.

Los ejércitos de la Revolución y después del Imperio de Napoleón difunden su uso en los países conquistados. En el país vecino su empleo seguirá siendo popular hasta 1939, cuando las ejecuciones dejan de ser públicas.  Finalmente, la guillotina se convierte entonces en pieza de museo en 1981, cuando el gobierno francés deroga la pena de muerte.

Si quieres saber más sobre este y otros temas cercanos, apúntate a nuestro Curso de Cine & Historia, una manera amena de aprender el idioma, sobre Francia, su historia y anécdotas. Empezamos el MIÉRCOLES 1 de FEBRERO. 14 € primera clase, 65 € curso completo de 4 clases de 1h30 cada una. Para cualquier información, puedes contactarnos aquí. O apúntate a nuestra Newsletter para estar al tanto de las novedades (no te preocupes, mandamos máximo dos boletines al mes).

Write a comment:

*

Your email address will not be published.