Sobre Gastronomía & Vinos

Sobre Pintura & Arte

Sobre Historia

Una feminista medieval

Culta, sensual, valiente, femenina, Aliénor es la gran heroína de la región de Aquitania. Reina de dos países, madre de dos reyes y una reina, esta mujer fue una feminista avant la lettre.

Aquitania es la región a la que pertenece la ciudad de Burdeos. A los quince años, tras la muerte de su padre, Aliénor hereda el ducado de Aquitania y Gascogne y el condado de Poitiers. Pero, ¿quién es esta mujer que marcará los destinos de dos naciones?

fotoCULTURA+GASTRONOMÍA-Mapa Aquitaine-El vino en la pintura

No se sabe exactamente cuando nació ni el lugar preciso; pero fue en 1120 o 1122. Miembro de la nobleza, recibe una cuidada educación. Aprende a leer y escribir en latín, a montar a caballo y a cazar. Igualmente, se inicia en las artes de la música y literatura de la época. En 1137 se une en matrimonio con Luis el Joven (17 años), futuro Luis VII. Un año más tarde, Luis VI muere y Aliénor se convierte en reina de Francia. Sin embargo, su vestimenta y sus costumbres un tanto liberales son mal vistas en la corte de Francia.

En 1147 los jóvenes esposos emprenden la Segunda Cruzada hacia Jerusalén. En el seno del matrimonio hay desavenencias. Se sospecha que Aliénor no es indiferente al encanto de ciertos caballeros (incluido su tío) menos triste que su casto marido. Tanto es así que a  la vuelta del periplo la reina pide la anulación del matrimonio. Alega ante las autoridades papales que el grado de parentela entre ella y su esposo es demasiado próximo (primos en cuarto o quinto grado). Finalmente la unión se disuelve en 1152; dato chocante para la época, ya que en la práctica repudió a su marido.

Poco tiempo después, se casa con Henri Plantagenêt, once años menor que ella y heredero de la corona británica; en 1154 este asciende al trono convirtiéndose en Henri II. De modo que, Henri y Aliénor son soberanos de Inglaterra y de todo el Oeste francés, desde Calais hasta Burdeos. De esta unión, nacerán ocho hijos, entre los cuales, Ricardo y Juan, futuros reyes ingleses.

En un país ajeno, cansada de la conducta mujeriega de su marido, Aliénor decide abandonar la corte y volver a Francia junto con sus ocho hijos. En 1170 Ricardo es proclamado duque de Aquitania, pero dada su corta edad, es su madre quien gobierna en su nombre.

En su nueva corte en Poitiers, Aliénor se rodea de músicos y poetas, impulsando las artes, lo cual no le impide sublevar a sus hijos contra su padre. Sintiéndose amenazado, Henri II decide capturar a Aliénor. La reina permanecerá clausurada durante quince años, en Francia y en Inglaterra. Solo en 1189 será liberada por su hijo Ricardo de León que entretanto ha asumido el poder tras la muerte del padre.

fotoCULTURA+GASTRONOMÍA-Ricardo corazón de León-El vino en la pintura

A principios de 1191, Ricardo emprende la Tercera Cruzada y Aliénor asume el mando durante la ausencia del soberano. Su tarea más urgente es impedir que Juan usurpe el trono a su hermano mayor.

En el mismo periodo Aliénor tropieza con otras desagradables sorpresas: en 1194, en la ruta de regreso, Ricardo es capturado por el duque de Austria. Su madre logra reunir la suma suficiente para el rescate y el rey liberado puede gobernar de nuevo… pero no por mucho tiempo. Cinco años más tarde, Ricardo fallece en el trascurso de una batalla. Aliénor negocia en los últimos momentos la sucesión al trono del hermano menor Juan sin Tierra.

fotoCULTURA+GASTRONOMÍA-Jean sans Terre-El vino en la pintura

Tras los múltiples avatares que han marcado su vida, Aliénor se retira finalmente en el convento de Fontevraud, en su tierra natal. En un último viaje, irá a buscar en España a su nieta Blanca de Castilla, futura madre del rey San Luis de Francia, en nombre de quien gobernará durante unos años. A los ochenta años, sus ojos se cierran.

Esposa, amante, madre, reina, Aliénor ha querido a lo largo de su vida mostrar su independencia. Sensible a las artes, formó una corte de poetas y trovadores que cantaban las dulzuras del amor cortés. Quizás la mejor manera de recordarla es disfrutar de unos vinos únicos de la región en la que vivió parte de su vida y admirar a pintores que supieron colocar la bebida de Baco en un lugar de honor.

Si quieres saber más sobre la región de Burdeos, apúntate a vino en la historia de la pintura. Tras la visita guiada disfrutaremos de una cata con algunos de los vinos que aparecen en los lienzos, entre ellos, los vinos de la emblemática región francesa.

Si te interesa, mándanos un mail para avisarte en cuanto la actividad esté con fecha.

Write a comment:

*

Your email address will not be published.

Dirección:
Meléndez Valdés, 48 – 6º dcha.
28015 Madrid - España
Síguenos: